teología

La teología sistemática y la vida de Jesús

La teología sistemática y la vida de Jesús

¿Queda corta la teología sistemática para ordenar las doctrinas bíblicas? Si esperáramos conocer a Dios sólo a través de un estudio profundo de la teología sistemática, quedaríamos con un cristianismo muy intelectual pero poco íntegro. Entenderíamos el cristianismo como un sistema de creencias o doctrinas que sí muestra un todo coherente, pero de nada nos serviría la sistematización de la teología si no somos capaces de superar las falencias de la misma. 

La tristeza de Navidad

La tristeza de Navidad

Es costumbre hacer regalos en navidad. Muchos regalos. Toneladas de papel pintado, kilómetros de hilo y de lazos dorados, tarjetones enormes que sirven de felicitación. Queremos así saldar nuestras dudas de gratitud con aquellas personas a quienes algún favor. Pero esto es muy fácil, demasiado cómodo. A un cristiano se le exige mucho más. Tiene la obligación, no de hacer regalos, sino de convertirse él en regalo, de convertirse en don. Hacer de su vida una entrega sin reservas. Para todos. Porque todos los hombres son sus acreedores. Porque el cristiano ha de sentirse deudor para con todos sus semejantes. 

¿Qué dice tu Libro acerca de mí?

¿Qué dice tu Libro acerca de mí?

Según René Padilla, «cada generación de cristianos tiene la magna tarea de proclamar el evangelio dentro de su propio contexto socioeconómico, político y cultural». ¿Estamos conscientes de nuestros contextos? ¿Sabemos construir puentes entre el mundo bíblico y nuestro mundo actual? 

Paz para Venezuela

Paz para Venezuela

Cuando los cristianos no denunciamos los males de nuestra sociedad, nos volvemos cómplices silenciosos del mal. Nuestra denuncia de la opresión y la injusticia debe estar acompañada siempre por una práctica libertadora de justicia y de paz.

La imaginación cristiana y la misión integral

La imaginación cristiana y la misión integral

Nosotros, los cristianos de América Latina somos dichosos porque tenemos no sólo la tradición canónica (la Biblia con sus 66 libros) pero tenemos más de 2.000 años de tradición cristiana que se ha manifestado en la vivencia de la fe del Dios de Jesucristo. No obstante, pareciera que viviéramos negando la tradición cristiana que heredamos de nuestros antepasados. 

¿A qué vino Jesús?

¿A qué vino Jesús?

Somos cristianos. Somos cristianos porque seguimos a Jesús. Si él es la cabeza, nosotros somos su cuerpo. Debemos continuar lo que él comenzó mientras estuvo acá en la tierra. Debemos continuar su ministerio, un ministerio coherente con la vida y obra de Jesús. 

Cristianismo y responsabilidad social

Cristianismo y responsabilidad social

Los cristianos que verdaderamente entienden el camino de Jesús no se desentienden del mundo en que viven. La vida abundante que nos prometió Jesús tiene su inicio en nuestro bautismo. No hay que aplazar la participación en la naturaleza divina a una futura existencia.