Lewis, Freud y la cuestión de Dios

«Una vida sin examen no vale la pena ser vivida.»

Sócrates 

 

Armand M. Nicholi Jr., clínico y profesor asociado de psiquiatría del Harvard Medical School, escribió un libro acerca de C.S. Lewis y Sigmund Freud. 

 

La cuestión de Dios. C.S. Lewis y Sigmund Freud debatan acerca de Dios, el amor, el sexo y el sentido de la vida. Alfonso Bielza Díaz-Caneja y Eulalio Fiestas Lê-Ngoc, trad. Madrid: Ediciones Rialp, 2004. 

9788432134975.jpg

Además de ofrecer un amplio contexto biográfico para entender los protagonistas del libro, Nicholi detalla la filosofía o cosmovisión de cada uno. Su deseo es que el lector pueda analizar cada argumento y entender las ramificaciones de cada cosmovisión. 

 

El objeto de este libro es mirar la vida humana desde dos puntos de vista diametralmente opuestos: el de un creyente y el de un no creyente. (Freud dividía a toda la gente en estas dos categorías). Examinaremos varios temas básicos de la vida de estas dos posturas opuestas. Abordaremos estas dos perspectivas tan objetiva y desapasionadamente como sea posible y dejaremos que los argumentos hablen por sí mismos. . . . Debido a las consecuencias que tienen a largo plazo para nuestras vidas, tenemos la tendencia a descalificar y contradecir los argumentos de la cosmovisión que rechazamos, Espero que cada lector valorará críticamente los argumentos tanto de Freud como de Lewis y seguirá el consejo de Sir Francis Bacon de «no leer para contradecir . . . sino para sopesar y considerar» (p. 17).  

 

Lo más interesante del análisis de Nicholi para mí ha sido ver y pesar la coherencia con que Freud y Lewis sostuvieron sus filosofías de vida en la praxis. Quería saber de todo lo que habían escrito Lewis y Freud, ¿cuánto pusieron en práctica? ¿Cuán coherentes fueron con sus propios enunciados filosóficos? Quería saber si escribían una cosa y vivían otra. Quería saber de su integridad, de su coherencia. 

 
Eleazar Ortiz y Helio Pedregal en  La última sesión de Freud , España*

Eleazar Ortiz y Helio Pedregal en La última sesión de Freud, España*

 

Es mucho más difícil ser coherente como cristiano porque creemos en la posibilidad y la necesidad de la coherencia. Creemos en el valor de la integridad y tenemos claro lo que significa ser hipócrita o doble cara. Cuando uno construye su propio sistema de pensamiento o filosofía, es más fácil justificar las incoherencias o argumentar no de ningún modo lo son. Si el hombre o la mujer es la medida de todas las cosas, la incoherencia sería parte de nuestra naturaleza. Sin embargo, si Dios es la medida de todas las cosas, será mucho más difícil apegarnos a su visión para el mundo y vivir según ella. 

 

La cuestión de Dios es una lectura imprescindible para todo estudiante de filosofía o psicología. Es una lectura urgente también para todos aquellos que viven en culturas o sociedades (como la argentina) en que el espíritu de la época ha sido tan influenciado por Freud. 

 

Se debe analizar a las cosmovisiones desde, por lo menos, dos puntos: desde sus enunciados de la verdad y desde las prácticas que son fruto de esos enunciados. A veces no sabemos cuán peligrosas pueden ser las ideas hasta que las veamos en la práctica.

 

Este libro, además de informarnos acerca de estos dos gigantes del mundo de la filosofía y de la fe, nos puede brindar un criterio para analizar la coherencia entre lo que nosotros pensamos y hacemos. 

 

Armand M. Nicholi, Jr. (2002). The Question of God: C.S. Lewis and Sigmund Freud Debate God, Love, Sex, and the Meaning of Life. New York: Free Press. 

*Usando el libro de Nicholi como guión, se escribió la libreta de La sesión final de Freud, una obra de teatro basado en un encuentro entre C.S. Lewis y Sigmund Freud.