Arte y fe de Lucas Magnin

Arte y fe. Un camino de reconciliación. 

 Lucas Magnin. (2016).  Arte y fe. Un camino de reconciliación . Buenos Aires: Ediciones Kairós. 

Lucas Magnin. (2016). Arte y fe. Un camino de reconciliación. Buenos Aires: Ediciones Kairós. 

La contratapa del libro dice lo siguiente:

Los seres humanos han encontrado en el arte un catalizador de la vida profunda que los atraviesa. La fe cristiana se ha debatido a lo largo de la historia entre el disfrute estético, la culpa, la indiferencia y la tendencia a ver las artes como campo de misión.

En este libro breve y profundo, Lucas Magnin hace un recorrido por la historia del arte y de la iglesia para responder algunas preguntas difíciles. ¿Qué es el arte? ¿Qué tiene que ver con nuestra fe? ¿Qué dice la Biblia al respecto? ¿Existe un “arte cristiano”? ¿Hay géneros santos o diabólicos? ¿Hay que “usar” el arte para evangelizar?

A través de su experiencia como artista de fe y de un acercamiento lúcido a los fenómenos culturales, Lucas Magnin ofrece respuestas útiles y claras para los creadores, las comunidades, los líderes y discípulos que buscan maneras de reconciliar estas dos manifestaciones de su existencia.
 

Además de hacer buena teología, Lucas es un buen escritor. Sabe valorar los aportes de distintos estudiosos en los campos de la teología, la estética, la filosofía, la literatura, et. al. y sabe construir sobre ellos. Su libro viene con fuerza porque no sólo sabe construir sobre «la gran conversación» que es la erudición, sino que también sabe contextualizarla para nuestro tiempo y espacio.

 

Lucas nos enseña la importancia de leer diversa y profundamente. Muy pocos cristianos pueden sintetizar distintos temas de diversos campos del saber y producir una reflexión nueva o por lo menos renovada. La búsqueda de belleza y verdad que emprende Lucas es un ejemplo en nuestros tiempos de fragmentación y ultra especialización neoliberal.

 

Lucas nos enseña a entrar en diálogo con el mundo. ¡No sirve de nada que las iglesias griten dentro de sus cuatro paredes las buenas nuevas del evangelio si primero no están en conversación con el mundo incrédulo! Los cristianos no debemos temer la filosofía, la literatura y otras expresiones artísticas. En realidad, los cristianos tienen más en común con los artistas que luchan por entender su existencia que con aquellos que buscan el consumo desenfrenado y los placeres ilimitados.

 

También Lucas nos enseña que tener una mente abierta no significa que debemos despojarnos de nuestras más profundas convicciones cristianas. En ningún momento del libro Lucas renuncia la ortodoxia cristiana, mas bien, la profundiza y exige que sea acompañada por la ortopraxis (la práctica de la buena enseñanza).

 

Me identifiqué mucho con el libro de Lucas porque es una crítica constructiva desde adentro de la iglesia. Me desgasta leer y escuchar las críticas de los teólogos que ya no participan de la vida de la comunidad cristiana. Es muy fácil criticar lo que no te duele, lo que no sentís como propio. Lucas critica con amor porque ama y sirve en su iglesia local. En esto, es un gran ejemplo para todos.

 

Su libro, Arte y fe es una profunda reflexión acerca de la búsqueda del sentido y la evangelización en nuestra era posmoderna. Es verdad, el posmodernismo ha cambiado mucho la forma en que piensa nuestra sociedad. Y ciertamente cambia la forma en que debemos comunicar el evangelio a nuestra sociedad. Sin embargo, hay esperanza y hay campo, como bien ha demostrado Lucas, para llevar a cabo una comunicación ortodoxa hermosa y llena de sentido y verdad.

 

Me anima mucho que existen teólogos jóvenes como Lucas que articulan bien la fe y dicen con sus escritos y con sus vidas, «¡vamos por más!». 

 

Jonathan Hanegan
Taller Teológico Latinoamericano

 

Lucas Magnin nació en Córdoba, Argentina, en 1985. Estudió Literatura, Comunicación y Teología. Tiene una página de Facebook donde se puede descubrir su obra artística.