espiritualidad

La educación teológica en América Latina

La educación teológica en América Latina

Mi deseo es que Jesús puede estar en el centro del quehacer teológico de los cristianos de América Latina. El estudio de la teología no es sólo para aquellas personas que quisieran ser profesores de teología, pastores, ministros o maestros – es para todos, hombres y mujeres que desean profundizar en los misterios de Dios para poder participar en la naturaleza divina en esta vida y para la eternidad. 

Caminando con Jesús hasta la cruz

Caminando con Jesús hasta la cruz

La Cuaresma es una oportunidad para entrar en esa historia y de alguna manera mística, ensayar la historia de la salvación. Es una oportunidad para reconocer nuestra finitud y nuestra pecaminosidad. La práctica de la Cuaresma es sombría, pero en realidad, subyace en la experiencia de la Cuaresma una expectativa prometedora. Somos como prisioneros que están a punto de salir de la cárcel. Somos como enfermos hospitalizados esperando su pronta salida para casa. 

Abrirse a la voz de Dios

Abrirse a la voz de Dios

Lectio divina es una oración lenta y contemplativa de las escrituras que nos lleva a la unión con Dios. Es una invitación a escuchar profundamente la voz de Dios en las Escrituras y luego dejar a que aquello que escuchamos moldear nuestra forma de vivir en el mundo. 

Basilio de Cesarea y el joven rico

Basilio de Cesarea y el joven rico

Una homilía de Basilio de Cesarea basada en Mateo 19:16-30, el encuentro entre Jesús y el joven rico. Vale la pena leer prédicas muy antiguas (del IV siglo) para primero conocer la rica herencia de la tradición cristiana que tenemos y luego, esforzarnos para conectarnos con nuestro pasado ahora en el presente.

La experiencia del amor activo

La experiencia del amor activo

¿Qué tal si realmente estamos enamorados del amor y no de una persona en particular? ¿Qué tal si realmente estamos enamorados más de una causa que un grupo de personas en particular? La literatura universal nos puede dar una mano para entender esta compleja realidad. 

La tristeza de Navidad

La tristeza de Navidad

Es costumbre hacer regalos en navidad. Muchos regalos. Toneladas de papel pintado, kilómetros de hilo y de lazos dorados, tarjetones enormes que sirven de felicitación. Queremos así saldar nuestras dudas de gratitud con aquellas personas a quienes algún favor. Pero esto es muy fácil, demasiado cómodo. A un cristiano se le exige mucho más. Tiene la obligación, no de hacer regalos, sino de convertirse él en regalo, de convertirse en don. Hacer de su vida una entrega sin reservas. Para todos. Porque todos los hombres son sus acreedores. Porque el cristiano ha de sentirse deudor para con todos sus semejantes. 

Libros amigos en la librería del barrio

Libros amigos en la librería del barrio

Lo sagrado, lo divino y lo trascendente nunca están muy lejos en muchas grandes obras de la literatura universal. No hay que ir a las «librerías cristianas» para descubrir libros que te iluminan, te consuelan o te desafían a vivir la realidad del reino de Dios en el presente.